Hoy toca formación de SEO, si esta frase se suelta un viernes a las 3 de la tarde puede que los ánimos se vengan para abajo, la pereza se apodere de uno y la mente de un salto en el tiempo esperando que termine la citada formación y de comienzo el fin de semana.

Hace 6 meses me tocó ejercer de verdugo e impartir una famosa formación, durante 3 viernes por la tarde al mes, dirigida a un equipazo de comunicadores pertenecientes a un espacio creativo y artístico. Sus necesidades eran claras y ahí estaba yo para ayudarles, necesitaban dar mayor visibilidad a sus contenidos web que diariamente publicaban sobre las actividades, eventos y ciclos formativos de su espacio. Más tráfico, más alumnos y más éxito.

Donar su tiempo y esfuerzo a escuchar cómo debían enlazar el contenido, etiquetar las imágenes de cada publicación, ordenar las secciones web, añadir palabras clave a cada h1, h2 y textos, estructurar las urls semánticas,… no era precisamente lo que les pedía el cuerpo (y la mente) en ese momento, sobre todo, si hablamos de un viernes por la tarde.

Pero la cosa no fue tan mala, al contrario, pudimos convertir este tiempo en una discusión de buenas ideas, mejoradas y nuevas, para construir un sitio web más llamativo.

Hablamos de autoridad y relevancia, términos base de una estrategia SEO, pero aplicados a su día a día. Dotar de popularidad a su web se convirtió en cómo podíamos llegar a más usuarios, pensamos en colaboraciones con otros artistas que aportasen mucho más valor a sus contenidos, añadimos una nueva sección abierta, que permitiese la participación de terceros, incluimos un apartado de entrevistas a antiguos alumnos de su centro, dando mayor credibilidad a su negocio y continuidad a sus trabajos. Del mismo modo, los entrevistados no tardaron en compartir la web multiplicando el tráfico. En resumen me sentí que ayudaba a construir una web más atractiva y útil.

Después de construir el nuevo contenido fue mucho más sencillo hablar sobre la importancia de incluir las famosas palabritas clave, dar forma al contenido, y explicar lo importante que es para los buscadores encontrarse con la información correctamente ordenada. Todo aprendizaje SEO conlleva una parte técnica, aquella que indica la autoridad de tu sitio web.

En definitiva, una formación SEO no es lo mismo que tomarte una cerveza en The Factory del año 65, pero prometo que en mis cursos no te quedarás dormido.

Próximos cursos:

0 comentario(s)